Orden de San Andrés de Jerusalén

Vaya al Contenido

Menu Principal

Historia

Orden de San Michel

Orden de San Michel

Los orígenes de la Orden de San Miguel creada por Luis XI en Amboise el día primero de agosto de 1.469, es una orden militar francesa. Su creación fue la réplica a la orden borgoñona del Toisón de oro. El rey de Francia la dirigía y los caballeros, treinta y seis, debían prestarle juramento. Su sede era la abadía del Mont-Saint-Michel, aunque luego se trasladó a la Santa Capilla de Vincennes, y más adelante Luis XIV la llevó a los Cordeliers de París. Esto permitía al rey crearse una red de fidelidades que ya no estaban directamente marcadas por la relación feudal. Los caballeros llevaban un collar de oro hecho de pequeñas conchas unidas por nudos del que colgaba un medallón que representaba al arcángel San Miguel matando al dragón.
A partir de 1560, en el turbio contexto de las Guerras de Religión de Francia el límite de los 36 miembros desaparece y la orden admite a muchos cortesanos, algunos de los cuales ni siquiera eran soldados lo que le hace perder su prestigio. Se le llega a llamar incluso el "collar para todos los animales".

Al fundar Enrique III la Orden del Espíritu Santo en 1578, los estatutos prescribían que sus cien caballeros debían ser previamente miembros de la de San Miguel, que pasa a ser de segundo orden. A partir del reinado de Luis XIV, la orden se concede en especial a escritores, artistas y magistrados. Ya no se lleva más que en ocasiones muy especiales el collar, y se sustituye por una cinta negra que justifica que la orden reciba el sobrenombre de "cordón negro". Se sustituye el medallón por una cruz de oro esmaltada.
La orden se suprime en 1791. El rey Luis XVIII la restaura en 1814, pero desaparece definitivamente en 1830.

Sin embargo, como lo menciona la página de comunicación del gobierno francés, puede considerarse como la precursora de la Orden de las Artes y las Letras de Francia: La Orden de Saint-Michel (1469-1830). Destinada originalmente a la aristocracia, entre los siglox XVII y XVIII se convertirá en una orden del mérito civil por la que serán distinguidos numerosos, artistas, arquitectos, coleccionistas y gente de letras, dejando de ser la Orden Militar que se fundara en 1.469 y para los fines que fué creada.

En España, siguiendo la tradición tan arraigada el culto al Arcángel San Miguel, un grupo de Caballeros y Damas pertenecientes a otras órdenes, acordaron rememorar a la primitiva orden, siguiendo una normativa basada en los escritos del Cardenal Herrera Oria sobre la nobleza actual, basándose en la Caridad Cristiana y en la defensa de los valores que promulga y difunde la Santa Madre Iglesia Católica. Aprobada y registrada por la Dirección General de Asociaciones del Ministerio del Interior, como Asociación de Carácter Histórico.

Imagen del Rey de Francia Luis XI fundador de la Orden de San Michel

Imagen de San Miguel como Caballero combatiendo al maligno y que es el símbolo que preside nuestras armas, está incrustada en el águila imperial

Regreso al contenido | Regreso al menu principal