Orden de San Andrés de Jerusalén

Vaya al Contenido

Menu Principal

Historia

                                                  Historia de la Orden de San Andrés de Jerusalén

Corría el año 1220, se reunieron en el Castillo de Acre del Reino de Jerusalén, Caballeros Nobles y Burgueses de los Reinos Francos, el día que la Iglesia celebra la festividad de San Andrés, fundaron la Orden Militar de Caballeros Nobles, dándole por nombre el del Santo Discípulo de Nuestro Señor, con la finalidad primordial de la defensa de los débiles y combatir al poder tiránico que dominaba estos territorios.
Durante la agitación que causó la Sexta Cruzada, los Caballeros de San Andrés, defendieron con sus armas a los peregrinos pobres, enfermos y débiles de sus adversarios, éstos eran convertidos en esclavos, los débiles y enfermos eran asesinados.
En estos momentos de incertidumbre, el Reino de Jerusalén era reclamado por el Emperador del Sacro Imperio, Federico II de Hohenstaufen, Rey de Sicilia, se embrolló en los asuntos de Tierra Santa, argumentando sus derechos dinásticos sobre Jerusalén al estar casado con Yolanda, conocida como Isabela II, que era Reina de Jerusalén (1212 – 1228), hija de María de Montferrato Reina de Jerusalén y de Joan Brienne, que fue Regente a la muerte de María, desde 1210 hasta 1212.
Cuando la ilegal flota de Federico II, desembarcó en Acre en 1227, los Caballeros de San Andrés, apelaron al Sumo Pontífice Gregorio IX, para que remediase esta ilegal acción, el Papa que insistentemente había solicitado al Emperador que interviniese con sus ejércitos en la Cruzada, ante estos hechos, excomulgó al Emperador, por no actuar en la misma y por sus desmedidas ambiciones. El Papa promulgó una Cruzada contra el Emperador, los ejércitos de uno y otro bando, se enfrentaron, siendo derrotada las fuerzas del Papa. En este estado caótico, Jerusalén quedó desgraciadamente al arbitrio de los infieles.
A la muerte de Joan Brienne, el Emperador Federico II, llegó a ser Regente de Jerusalén, coronándose Rey en 1229, después de las triunfantes negociaciones del Maestre de la Orden Teutónica, Hermann Von Salza con el infiel Al-Kamil, este año firmaron una tregua de diez años. La Orden de San Andrés fue excluida de estos acuerdos, por venganza. Años después gracias a la pericia y esfuerzos diplomáticos, probaron la injusticia cometida, reconociendo su labor en defensa de los peregrinos, recuperando sus derechos, este acontecimiento tuvo lugar en el año 1232 (año que se considera su fundación).
Debido al abandono y desidia de las fuerzas cristianas, estos reinos fueron arrollados alrededor del año 1244, por el ejército turco de Kwarizmian como pago a los egipcios.
Ante estos desafortunados acontecimientos, los Caballeros de San Andrés pasaron a Bizancio y años más tarde tras la conquista y destrucción de este reino por las hordas turcas en el año 1453, los Caballeros de San Andrés participaron en la defensa, siendo muertos y los supervivientes esclavizados por los invasores. La Orden desapareció, La Iglesia Ortodoxa de Antioquía se hizo cargo de la custodia de su nombre y “Fons Honorum”
Fue recuperada y refundada por el Príncipe de St. Michel de Clermont, Consejero del Sacro Imperio Romano, nombrado Gran Maestre, para fomentar en el mundo los valores cristianos de la Caballería, perdidos y olvidados en los tiempos actuales y la defensa de la Fe de Cristo y de la Santa Madre Iglesia.
En nuestro tiempo se sigue investigando en los Archivos de Tierra Santa los posibles vestigios que pudieran existir de la misma. Participan en el mantenimiento del Castillo de Acre, en otros tiempos propiedad de la Orden. También participan en la reconstrucción de un posible templo cristiano del siglo I.
La Orden de San Andrés está extendida en los siguientes países, Alemania, Argentina, Austria, Australia, Bélgica, Brasil, Chile, Canadá, España, Estados Unidos de Norte América, Francia, Holanda, Italia, Japón, México, Nueva Zelanda, Paraguay, Portugal, Reino Unido, Rusia, Uruguay.









Armas del Priorato de España



Debajo "La Santísima Trinidad"

Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo

El Priorato de Iberia, comprende y están bajo su juridición, los siguientes paises: España, Portugal, El Principado de Andorra, Gibraltar, Argentina, Brasil, Chile, Méjico, Paraguay, Uruguay, y Venezuela.

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal